Todas las entradas>LAS RECETAS DEL “DÍA DE LOS MUERTOS”

LAS RECETAS DEL “DÍA DE LOS MUERTOS”

LAS RECETAS DEL “DÍA DE LOS MUERTOS”

Cada año, llega el 1 de noviembre casi sin darnos cuenta. Es el Día de Todos los Santos o, dicho de otro modo (y que particularmente me gusta más), Día de los Muertos. Es esa fecha que los más jóvenes no solemos celebrar como se hacía antes y tan solo nos acordamos porque es fiesta nacional y no tenemos que ir a clase o trabajar (algunos sí).

En un principio la Iglesia celebraba la muerte de cada mártir en el día de su fallecimiento, pero con el tiempo y según fueron muriendo más mártires, se fue haciendo complicado tener una celebración cada jornada del mes. Así pues, el Papa Gregorio III en el siglo VIII decidió unificar todas las muertes de los santos en un mismo día y honrarlos el 1 de noviembre. Más delante, el Papa Gregorio IV lo amplió a todos los componentes de la Iglesia. Desde entonces se recuerda cada alma, dando así lugar a esta jornada y a esta tradición que cumplen los católicos cada año.

Como todas las grandes fiestas, el Día de los Muertos tiene un componente gastronómico muy importante (como muy bien dice el refrán: el muerto al hoyo y el vivo al bollo), habiéndose desarrollado en cada región recetas típicas de esta festividad. Son muy típico los huesos de santo, los buñuelos de viento, pan de muerto, pestiños… Todas ellas, con productos de temporada (castañas, membrillos, piñones, nueces… todo muy otoñal). Os mostramos algunas recetas:

  •         Huesos de Santo: es un dulce de mazapán al que se le da forma de canutillo y se rellena de dulce de yema. Precisamente esa forma y relleno es lo que recuerda a los huesos y el tuétano. Explicado así, en principio, no suena bien, pero es el dulce riquísimo que debes probar si todavía no lo has hecho. Aunque el mazapán data de la época andalusí, los Huesos de Santo no comenzaron a hacerse hasta el siglo XVII.
  •         Buñuelos de Viento: son bolas de masa frita de herencia judía. Los sefarditas elaboraban unos bollos fritos con harina de trigo a los que llamaban bimuelos ya en el siglo X para celebrar la Janucá, no eran idénticos a los que conocemos hoy en día sí muy parecidos. La Janucá judía es muy próxima en fechas a la celebración de Todos los Santos y los cristianos adoptaron este postre como otros muchos para esta fecha, el 1 de Noviembre.
  •         Panellets de Piñones: dulce tradicional de la cocina catalana, valenciana y Balears. Los panellets se elaboran haciendo bolitas con una masa compuesta por azúcar, almendra cruda molida, huevo y ralladura de limón, que posteriormente se cubre con piñones. Aunque estos son los panellets tradicionales, actualmente existe una gran variedad de estos dulces, a los que se les añade ingredientes como chocolate, pistachos, café, naranja, membrillo, coco...

Estas recetas son solo una pequeña muestra del rico recetario de este día. Y aunque habitualmente comas algunos de nuestros tupper caseros a domicilio, os recomendamos que pruebes a cocinar alguno de estos ricos dulces tradicionales, al menos una vez al año. Por lo demás, esperamos que paséis un buen día recordando a los vuestros y, por qué no, comiendo alguno de estos dulces tan ricos.